Humedades en la portada de Santo Domingo, Úbeda

Las lluvias recientes y el abandono de nuestro patrimonio nos deja la siguiente apariencia en la fachada de la iglesia de Santo Domingo de Úbeda.

Ya comienzan a surgir en la fachada las eflorescencias salinas por la humedad. Si esto está así en la fachada, ¿cómo estará su interior totalmente cerrado y abandonado?

Y lo peor, ¿como estarán otros templos ubetenses? La iglesia de San Pedro, literalmente, "ya chorreaba agua" por sus capillas en los días que estaba abierta; así que ahora que está cerrada a cal y canto, no quiero ni imaginármelo... hasta que un día sea demasiado tarde y tengamos mcho que lamentar.

En nuestra ciudad, el cerrar edificios históricos durante 4-5 años fue el causante de su desaparición allá por el siglo XIX. Así desaparecieron el Convento de la Merced, San Nicasio, La Coronada, y un muy largo etcétera (y la documentación así lo demuestra).

El patrimonio histórico-artístico se cuida con pequeños arreglos, no debemos esperar a que vengan grandes arquitectos para hacer megaproyectos millonarios y reinventen una arquitectura histórica a su gusto. Ya hemos experimentado con la Iglesia de Santa María en Úbeda...

1 comentario:

Blas dijo...

¡Madre mia!. La verdad es que es alarmante la situación, espero que no demos lugar a llegar a la situación sucedidad en el siglo XIX. Aunque si los ubetenses continuamos así de pasivos ante todo lo que sucede en Úbeda respecto al patrimonio histórico, el asunto es mucho más preocupante todavía.

Saludos