El antiguo Hospital de San Antón Abad de Úbeda

Hablaba Ruiz Prieto de la existencia de numerosas fundaciones hospitalarias -algunas fundadas desde la conquista cristiana-, e incluso habla de la posibilidad de que existiera una por cada parroquia (si bien algunos estarían sin documentar).
El historiador cita hasta trece fundaciones hospitalarias, que serían las siguientes: Hospital de Santiago, de los Honrados Viejos del Salvador, de Pero Almíndez o de San Jorge, de San Pedro y San Pablo, de San Antón Abad, de los Pobres de Jesucristo, de Dios Padre, de Santo Domingo, de San Millán, de Santa Ana, de Nuestra Señora del Rosario, de San Andrés, de San Gil, entre otros.
Tan sólo una de todas estas fundaciones hospitalarias llegó al siglo XX, y se trata del Hospital de Santiago, sustituido en 1975 por el nuevo Hospital "San Juan de la Cruz".
Paseando por las calles de la ciudad se pueden encontrar restos de algunas de esas primitivas fundaciones y, como tal, así parecen demostrarlo los restos de unas viviendas situada en la calle Afán de Rivera, que posiblemente pertenecieran al conjunto del Hospital de San Antón Abad.
Situado en la collación de San Lorenzo, fue uno de los hospitales más antiguos de la ciudad, posiblemente creado tras la conquista de la ciudad. Allí se curaba del ergotismo, un tipo de herpes popularmente conocido como "fuego de San Antón" o "fuego del diablo", y que era una enfermedad bastante frecuetne en la Edad Media.
Por privilegio de los reyes castellanos este hospital era una encomienda, razón por la cual sus empleados estaban exentos de impuestos, milicias y otras cargas.
A pesar del gran prestigio que pudo gozar en la ciudad, a principios del siglo XVII no existían restos del hospital, a excepción de una cofradía que recibiría culto en la iglesia de San Lorenzo. Al menos, los restos de esta portada nos hacen recordar su existencia en la ciudad, una portada en donde aparece la cruz tau o con forma de T, tan característica de la Orden, así como algunos roleos góticos.
En la cercana ciudad de Baeza existía otro convento-hospital dedicado a San Antón, del que aún quedan restos, localizados junto al Paseo de la Constitución, y que actualmente alberga el archivo y biblioteca municipales.



No hay comentarios: