Ahhhhh, como hemos cambiado...

Emulando la canción de Presuntos Implicados, me gustaría enseñaros esta imagen que muestra los cambios que pueden producir en una ciudad los efectos de la especulación inmobiliaria...
Aquí una imagen de Úbeda, concretamente de la Calle Obispo Cobos (popularmente conocida como Calle Nueva), con todas sus casitas pequeñas de 2-3 pisos como mucho, sustituidos por algún que otro mamotreto. De hecho, aún se aprecia el antiguo Convento de La Victoria (actual sede de Hacienda), antes de construir el edificio de Comisiones Obreras.
También se aprecian cambios en el Hospital de Santiago, que por esta época desempeñaba sus funciones sanitarias. Además de todas las dependencias que se aprecian en el patio, es interesante ver la torre de la derecha, que por aquella época se cubría con un frontón y techo de uralita!!!
Al fondo se ven los jardines de la Explanada (antes de construir el ambulatorio y el instituto) e incluso parte de las eras... en fin, que una imagen dice más que mil palabras.
Que la disfruten!!!

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Genial.Es alucinante como puede modificarse el paisaje de una ciudad en tan poco tiempo y sin que la arrase un bombardeo.

Un saludo, para que veas que si leo tu blog.

Jose Manuel Almansa dijo...

así me gusta, que comentes... nos vemos en la Buena Muerte ;)